Cómo comunicar nuestras emociones y sentimientos

Si la amistad y el amor humano han de madurar entre dos personas, debe darse entre ambas una absoluta y sincera revelación mutua, y esta clase de auto-revelación sólo se consigue mediante la comunicación emocional.

 

Sencillamente, no estoy lo bastante maduro para entablar una verdadera amistad si no caigo en la cuenta de que no puedo juzgar acerca de la intención o motivación de otra persona. Si te juzgo, lo único que hago es revelar mi propia inmadurez y mi ineptitud para la amistad. La franqueza emocional no implica nunca un juicio acerca del otro.

Si, por ejemplo, yo te dijera: “No me siento a gusto contigo”, habré sido emocionalmente sincero y, al mismo tiempo, no habré dado a entender en absoluto que es tuya la culpa de que yo no me sienta a gusto contigo. Tal vez se deba a mi complejo de inferioridad o al concepto exagerado que tengo de tu inteligencia. Pero, de hecho, no afirmo que sea la culpa de nadie; lo único que hago es expresar mi reacción emocional ante ti en ese momento.

Hay emociones que no estamos dispuestos a reconocer. Sentimos vergüenza de nuestros miedos, o nos sentimos culpables de nuestra ira o de nuestros deseos físico-afectivos.

Antes de poder estar lo bastante liberado como para practicar esa comunicación emocional, en la que uno se muestra sincero y transparente, hay que estar convencido de que las emociones no son una realidad moral, sino simplemente fáctica. Mis envidias, mi ira, mis deseos sexuales, mis temores, etc., no hacen de mí una buena o mala persona.

Por supuesto que esas reacciones emocionales deben ser integradas mental y afectivamente; pero antes de que puedan ser integradas, antes de que yo pueda decidir si deseo o no deseo seguirlas, debo permitirles que se manifiesten y debo oír con toda claridad lo que están diciéndome. Debo ser capaz de decir, sin el más mínimo sentido de represión moral, que estoy enfadado, o que estoy airado, o que estoy sexualmente excitado.

Imagen | Flickr (Autor: Tutuwon)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts