Cómo desarrollar los cinco sentidos

desarrollar-cinco-sentidos Tal y como te hemos comentado en varias ocasiones, vivimos en un momento en que tanto el estrés como la propia ansiedad en sí están prácticamente a la orden del día.

Es habitual ir siempre corriendo de un lado para el otro sin atender apenas a lo que tenemos en frente, al igual que es algo totalmente normal comer con prisas para que, luego, nos sienta mal.

Muchos expertos en psicología recomiendan vivir el momento presente sin pensar en el futuro, sobretodo por una cuestión básica: de esta forma no nos atemorizaremos por imaginaciones futuras que no sabemos si ocurrirán o no, y disfrutamos del día a día.

Para disfrutar plenamente del presente, lo mejor es tratar de practicar lo que muchos ya denominan como inteligencia sensorial.

Desarrollar los cinco sentidos

La inteligencia sensorial es la habilidad de aprovechar los cinco sentidos para poder disfrutar del presente atendiendo siempre a todo aquello que suceda a nuestro alrededor.

También nos brinda la posibilidad de disfrutar del denominado por muchos como sexto sentido, la intuición:

  • Podemos disfrutar del aroma de unas galletas recién hechas, de las flores en el campo, del mar cuando pasamos un día de playa… Potencia tu sensibilidad hacia aquellos olores que te gustan, pero también a los que no. Eso sí, trata de rodearte siempre de aquellos olores que te gusten, y que por tanto te resulten positivos.
  • La música es uno de esos placeres que podemos disfrutar a través de nuestros oídos. Lo mismo ocurre con los mágicos sonidos que nos brinda la naturaleza. Trata de ir al campo o al monte y apreciar todos los sonidos de la naturaleza. Haz lo mismo con las olas del mar, o con la cascada de un río. Disfrutarás de una tranquilidad y una paz interior aún mayor.
  • Una puesta de sol, un arco iris, la lluvia… Muchas personas disfrutan con bellos paisajes, al cual más diferente. Trata también de recrearte y de pararte por un momento, disfrutando de aquello que te “enseña” la vista.
  • Una pieza de fruta, un trozo de pescado o un buen postre pueden ser ideales para agudizar el sabor. Trata de saborear cada alimento que comes, tratando siempre de encontrar la diferencia y el sabor en sí entre cada uno de ellos. Eso sí, hazlo con calma, y disfruta.

Artículos relacionados

  1. En realidad poca gent se toma el tiempo para disfrutar y dar gracias a dios por regalarnos c uno d nuestros sentidos. Gracias este es un buen recordatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts