Cómo ser más organizados

¿Cómo ser más organizado/a? Descubre algunos consejos útiles que te ayudarán a ser menos desorganizado, y a encontrar un orden dentro de tu propio desorden.

Fue Paul Claudel quien dijo que el orden es el placer de la razón, pero el desorden es la delicia de la imaginación. Es cierto, como de buen seguro pensarás, que podríamos considerar al desorden como un estado natural del orden, aunque dependiendo de él puede suponernos entrar en tal estado de confusión que puede incluso influir a negativo en nuestro día a día.

Muchos psicólogos consideran al desorden y a la desorganización como una conducta aprendida; es decir, aprendemos a ser desordenados en lugar de ordenados, y finalmente continuamos manteniéndola por asociación.

desorganizado

Incluso aunque el desorden puede ser visto como algo positivo para algunas personas (podemos recordar ahora la famosa frase de Thomas Middleton, cuando dijo que una de las ventajas de ser desordenado es que uno está continuamente haciendo nuevos y excitantes descubrimientos), para otras esta actitud puede ser muy perjudicial, sobretodo si el desorden lleva a la persona a no encontrar a tiempo lo que busca, y le retrasa negativamente tanto en las tareas a realizar como en las obligaciones que debe cumplir diariamente.

No hay duda que lo mejor para evitar el desorden es saber cómo ser más organizados, aunque es cierto que en un primer momento puede llegar a costarnos encontrar el orden dentro de nuestro propio desorden. Pero si lo intentas y tienes paciencia, probablemente conseguirás tu propósito.

Consejos para ser más organizado

Un lugar para cada cosa

Si te cuesta encontrar las cosas cuando las guardas, ¿has pensado en lo positivo que sería etiquetar los espacios para así recordar con mayo facilidad dónde has colocado aquello que buscas? Incluso si tienes mala memoria, puedes apuntar en un cuaderno dónde has guardado aquellas cosas que en realidad no utilizas diariamente y con regularidad, dado que éstas son las que tienden a perderse en nuestro desorden.

Sigue una rutina

Una opción útil a la hora de evitar el desorden es seguir una rutina, y mantenerla cada día para tratar de ir disminuyendo esa desorganización que hemos ido asociando con el paso de los años.

Por ejemplo, puedes crear el hábito de ordenar cada día tu cuarto o tu casa (en caso de que vivas independizado/a), y tratar de hacerlo diariamente, a ser posible a la misma hora.

Bolígrafo y papel

Se trata de una continuación del punto anterior, aunque en esta ocasión hacerse con un papel y un bolígrafo y apuntar dónde guardas las cosas es sumamente útil para personas que además de desordenadas son olvidadizas.

Mantén un orden en tu mesa de trabajo/estudio

Echa un vistazo en estos momentos a la mesa donde te encuentras leyendo este artículo, y hazte la siguiente pregunta: ¿se encuentra realmente ordenada? Mantener un orden en tu mesa habitual de trabajo y de estudio te ayudará a no perder el tiempo buscando aquellos documentos que te hacen falta y no encuentras. Disponer de una cajonera-archivador te será de utilidad.

Cómo ser más ordenados

¿Muchos documentos sueltos? Hazte con un archivador

El desorden no solo tiene que ver con la ropa, con no recordar dónde hemos puesto las llaves… También tiene que ver con nuestros documentos. Por ejemplo, si tienes muchas facturas o papeles, puedes optar por varios archivadores para almacenar estos documentos por tipos, para luego eliminarlos en cuanto no te hagan falta.

Imágenes | WarzauWynn / Steve Spinks

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts