Cómo superar los tics

superar-ticsSeguramente que en algún determinado momento te habrás encontrado una persona que, de manera incontrolable pero sobretodo injustificada, realizaba una serie de movimientos bruscos (o no tanto), e involuntarios. Son los conocidos como tics (o tics nerviosos).

Los tics tienen un origen psicológico, los cuales tienden a relacionarse con alguna determinada situación emocionalmente traumática o conflictiva para la persona.

Aunque el tiempo de duración de los tics suelen depender directamente del individuo, especialmente porque cuando aparecen la persona cree que será pasajero, lo cierto es que pueden llegar a convertirse en un problema crónico.

En este sentido, s fundamental que cuando un tic aparezca sea corregido a tiempo, dado que en caso contrario, puede llegar a cronificarse y a convertirse en un rasgo que finalmente terminará por afectar a otros aspectos del desarrollo personal de la persona.

Para ello, es fundamental conocer cómo superar los tics. Te explicamos algunos pasos sencillos.

Tics: ¿cómo superarlos?

  • En primer lugar no pienses que cuando un tic nervioso aparece, generalmente será pasajero. Debes ocuparte por corregirlo a tiempo para que no se cronifique.
  • Hazte las siguientes preguntas: ¿se ha presentado en tu vida alguna situación emocionalmente traumática o conflictiva? ¿Crees que ya lo has solucionado?.
  • No te sientas culpable por tener el tic, dado que los movimientos son totalmente voluntarios.
  • Confía en ti. En este sentido, la autoconfianza en uno mismo es fundamental.
  • Vive una vida tranquila y relajada. No olvides que los tics suelen aparecer en personas muy ansiosas.
  • ¿Generalmente tienes vergüenza de hablar en público o relacionarte con los demás? Muchos psicólogos coinciden en señalar que los problemas de comunicación suelen llevar a su aparición.

En caso de que se presente un tic acude a un psicólogo para que puedas controlarlo y eliminarlo.

Artículos relacionados

  1. Retardalo un poco cuando ves que se viene. Si lo retardas un poco, sabras que puedes controlarlo. Hay que conocer nuestros tics y estar siempre atento. un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts