Cómo superar una muerte

superar-una-muerte La muerte es un hecho inevitable. No obstante, a pesar de esta cuestión sabida y conocida por todos, nunca se está lo suficientemente preparado como para afrontar la muerte de un ser querido.

Y es que en la mayoría de las ocasiones, no sólo se pierde a esa persona, sino también el papel que ocupábamos en su vida. Pero, en cualquier caso, estamos obligados a separarnos interiormente del ser querido que ya hemos perdido fuera de nosotros.

Si bien no es algo fácil y sencillo, que requiere su tiempo, conocer cómo superar una muerte puede ayudarte a superar el dolor en unos momentos tan difíciles.

Superar una muerte

Cuando se produce una muerte, la persona pasa por lo que se denomina como las fases del duelo, consistentes en la culpabilidad, negación, identificación y aceptación.

En un primer momento, cuando se tiene la noticia del fallecimiento de una persona, algunos individuos a pesar de que sientan amor y cariño también siente odio por la persona fallecida, especialmente porque se ha ido y nos ha dejado solos. Este odio provoca también sentimientos de culpabilidad, porque a fin de cuentas amamos y queremos a ese ser querido que ya no está entre nosotros.

El segundo paso es la negación, especialmente si la pérdida ha sido inesperada, dado que fallecimientos de esta índole suelen provocar un shock que lleva a que la persona niegue el hecho, simplemente por el hecho de “no poder creérselo”.

El proceso de la identificación pasa por implicar una cierta negación de su desaparición. No se debe confundir con el propio proceso de negación, ya que la identificación suele enlazarse con la propia depresión que nos ha causado su ausencia, pudiendo sentirse deseos de estar cerca de esa persona.

Finalmente nos encontramos con la propia aceptación del hecho en sí. Suele ser el momento para superar un fallecimiento, dado que finalmente se acepta la marcha de esa persona, y vivimos en paz con ella y también con nosotros mismos.

¿Cómo superar una muerte?

Las fases sobre las que resumidamente te hablamos en las líneas anteriores, son procesos fundamentales que permiten superar una muerte. Ahora lo importante pasa por conocer cómo.

Desde un primer momento, se debe tratar por volver a la normalidad y cotidianeidad de nuestra vida diaria. En este sentido, es recomendable salir de casa, no sólo para llevar a cabo aquellas tareas cotidianas, sino salir con la familia o con los amigos.

Hablar de la pérdida con una persona de confianza puede ser también muy útil, ya que nos ayuda a desahogarnos y echar a fuera el dolor que sentimos. Pero todo en su justa medida.

Adoptar las rutinas anteriores a la pérdida nos ayudará a enfrentarnos mucho mejor al sentimiento de soledad.

También es interesante empezar nuevamente a practicar ejercicio, dado que éste nos ayudará a eliminar la tensión, el estrés, el nerviosismo y la ansiedad que hemos sentido en esos días difíciles. A su vez será útil para descansar mucho mejor.

En cualquier caso, siempre que así lo creas conveniente, siempre puedes apoyarte en los conocidos como grupos de apoyo ante el duelo, o bien acudir a la consulta de un psicólogo, el cual te aportará técnicas y consejos especiales para superar el fallecimiento.

Información útil | A.M.A.D. Asociación de Ayuda Mutua Ante el Duelo

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts