complejo-edipo Si existe un complejo que tiende a ser más o menos conocido en la sociedad en la que vivimos actualmente, además del denominado como complejo de Cenicienta, ese es sin ninguna duda el complejo de Edipo.

Pero antes de pasar a conocer qué es el complejo de Edipo, lo más adecuado es saber qué es un complejo: se entiende habitualmente como aquella imagen psíquica, que tiene una fuerte carga emocional, de una situación vivida o incluso de uno mismo, y que en cierto sentido interfiere de manera inconsciente (muchas veces de forma negativa), en nuestros pensamientos y en nuestra forma de actuar.

Complejo de Edipo

Según Freud, padre del Psicoanálisis, todo niño de manera subconsciente desea a su madre, a la par que de alguna u otra forma tiende a odiar a su padre.

En el denominado como complejo de Edipo, el pequeño siente un amor patológico hacia su propia madre, llegando incluso a rechazar a todas aquellas mujeres que no sean ella.

Tiende a aparecer entre el tercer y quinto año de la vida del pequeño, llegando a ser resuelto en el sexto en la mayoría de los casos, ya que el niño es capaz de canalizar esa hostilidad convirtiéndola en un amor normal.

En esta etapa, el niño se da cuenta que su padre le cierra “el camino conducente hacia la madre”, en palabras del propio Freud. Por ello, esta identificación se torna hostil, acabando por confundirse con el deseo de sustituir a su padre junto a la madre.

Hacer un comentario

PSICOLOGÍA

0 2140

Cuánto cuesta la consulta de un psicólogo

Cada vez es más habitual dejar a un lado la relación errónea que desde hace años se ha creado entre acudir a un...