Morderse las uñas

Trucos para dejar de morderse las uñas

¿Cómo dejar de morderse las uñas? Descubre cuáles son las causas y consecuencias de morderse las uñas, y trucos para evitar esta manía tan malsana.

Morderse las uñas se convierte en un hábito bastante más habitual de lo que se piensa, que aunque se trata de una costumbre que en la mayoría de los casos suele empezar en la infancia, es común que personas jóvenes y adultas continúen mordiéndose las uñas.

dejar de morderse las uñas

No hay duda que es un hábito frecuente, una manía que comienza durante la infancia, pero que continúa en la edad adulta, ocasionando daños en muchas ocasiones graves en las uñas y piezas dentales.

Las causas de morderse las uñas tienden a ser bastante claras: aparece como consecuencia de una tensión nerviosa, ansiedad o estrés que siente el niño ante situaciones o eventos que desconoce. También es común que aparezca como consecuencia del nerviosismo que siente el pequeño cuando va a hablar en público o se enfrenta a eventos públicos que le generan vergüenza.

Pero las consecuencias de morderse las uñas, desde un punto de vista de la salud, está claro que son bastante diferentes, y que debemos tener en cuenta en todo momento para preocuparnos por dejar este hábito malsano.

¿Cuáles son las causas de morderse las uñas?

El hábito de morderse las uñas, que médicamente recibe el nombre de onicofagia, suele tener como causa principal de aparición la ansiedad, el estrés o el nerviosismo que puede tener el niño, joven o adulto a una situación que le genera esta tensión.

Se convierte de hecho en una vía de escape, que finalmente pasa a convertirse en una manía, en la mayoría de las ocasiones sumamente peligrosa para la salud.

Aunque lo común es que este hábito vaya desapareciendo con el paso de los años, sobretodo cuando la persona va creciendo, es común que pueda no desaparecer del todo.

¿Cuáles son las consecuencias de morderse las uñas?

Tanto la estructura de las uñas como su crecimiento se ve afectado, dado que al morderlas generamos en las uñas micro roturas que las ‘obligan’ a que crezcan de forma desigual a capas.

Esto ocasiona a su vez traumatismos bajo las uñas, que a su vez puede desencadenar dolor agudo por un lado, e inflamaciones en los dedos, por otro.

Tampoco debemos olvidarnos de una cuestión fundamental: aumenta el riesgo de infecciones, dado que al llevarnos todo el día las uñas a la boca, provocamos que las bacterias, hongos y virus que encontramos bajo las uñas pasen a la boca.

Dejar de morderse las uñas: ¿cómo?

Es cierto que dejar de morderse las uñas puede ser sencillo, aunque dejar esta hábito se complica cuando lo hemos mantenido durante años desde la infancia o la adolescencia.

Los siguientes trucos para dejar de morderse las uñas pueden serte de gran utilidad:

  • Oculta tus uñas: te ayudará a no tenerlas tan presentes, siendo útil para evitar que te las lleves a la boca habitualmente. Utiliza uñas de porcelana, cintas adhesivas o tiritas.
  • Uñas que saben mal: aplica esmalte con sabor amargo sobre las uñas. También puedes optar por frotarlas con ajo crudo.
  • Cuida las uñas: si optas por cuidarlas y mimarlas (limándolas y pintándolas) conseguirás que te preocupes más por ella, evitando morderlas más a menudo.

Imagen | nailsbylisa

En Natursan | Dejar de morderse las uñas

Más información | Onicofagia

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts