Depresión bipolar

depresion-bipolar Se conoce por depresión bipolar, trastorno bipolar o trastorno afectivo bipolar a un trastorno depresivo que se caracteriza por tener una larga evolución, en el cual los diferentes episodios depresivos se ven ciertamente interferidos por la aparición de otros episodios caracterizados por un estado de irritabilidad, expansivo o elevado.

En estos casos, estas fases se alternan con otros episodios en los que la propia persona en sí está en depresión intensa.

Precisamente en esos momentos de depresión intensa, la persona con depresión bipolar puede tener un estado de ánimo elevado y luego pasar rápidamente por un bajo estado de ánimo, falta de energía, pensamientos negativos. Y en ocasiones, ideas de suicidio (los casos más graves).

Tipos de depresión bipolar

  • Episodios depresivos: Se caracterizan por presentar síntomas parecidos a un episodio depresivo mayor.
  • Episodios normales o de normalidad: Se caracterizan por ser momentos tranquilos, en los que la persona aparenta un estado de humor normal, tranquilo.
  • Episodios maníacos: Se caracterizan por aparecer episodios maníacos que cursan con algunos síntomas determinados, como es el olvido de consideraciones éticas, euforia anormal o excesiva, falta de juicio, energía excesivamente incrementada o hiperactividad improductiva.

Diagnóstico de la depresión bipolar

La depresión bipolar se diagnostica a partir de una serie de criterios clínicos que permiten al profesional comprobar, en la propia persona, si ésta presenta los síntomas característicos de este trastorno.

En la mayoría de los casos, la única presentación de un sólo episodio de exaltación es suficiente para diagnosticarla.

Tratamiento de la depresión bipolar

El tratamiento dependerá del estado o episodio en que se encuentre la persona que padece este trastorno.

Por ejemplo, en el episodio depresivo se prescriben medicamentos antidepresivos, o medicamentos denominados como eutimizantes, los cuales previenen la aparición de fases maníacas.

En caso de que nos encontremos ante un episodio maníaco, se puede optar por medicamentos antipsicóticos, eutimizantes que normalizan el humor, o bien la hospitalización en el caso en que nos encontremos ante una fase maníaca aguda.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts