Depresión y suicidio

depresion-suicidio Como defienden muchos especialistas, la mayoría de las personas padecen depresión en algún momento de su vida. Esto parece ser incluso aparentemente normal en la sociedad en la que vivimos a día de hoy, en la que, en algunos casos determinados, se confunde un trastorno depresivo con estados de tristeza pasajeros.

Por ejemplo, en los cambios de estación pueden aparecer algunos síntomas que se relacionan directa o indirectamente con la depresión. En la primavera es conocida la denominada como depresión primaveral.

A la hora de tratar la depresión, el psicólogo nos indicará unas pautas básicas que nos ayudarán a superar la depresión. También existen antidepresivos naturales que pueden aliviar los síntomas y ayudarnos mucho más.

Cada cierto tiempo tendemos a escuchar que una persona que se ha suicidado padecía depresión durante largo tiempo. Pero, ¿qué relación existe entre la depresión y suicidio?.

Depresión y suicidio

Los dos principales motivos que se dan por los que una persona se deprime, son la pérdida de toda visión positiva del futuro y la pérdida del control tanto sobre su situación vital como sus emociones.

Dado que la depresión hace que la visión del mundo circundante se estreche hasta el punto de que la propia realidad se distorsiona, la persona depresiva puede incluso rechazar cualquier tipo de solución que el profesional le pueda brindar.

Por este motivo, y dado que las personas depresivas tienden a fijarse más en aquellos aspectos negativos de la vida, creen y ven que la única solución posible es la muerte.

A partir de este momento, surgen ideas suicidas cuyo único tratamiento posible es el seguimiento de una terapia que ayude a recuperar la esperanza y el control.

En este sentido, parece que los momentos de la enfermedad con mayor riesgo son cuando disminuye la melancolía y la inhibición, o cuando comienza la depresión en sí.

Síntomas relacionados con la depresión y suicidio

Existen un total de tres síntomas de la depresión relacionados principalmente con el suicidio:

  • Aumento del abandono del cuidado personal.
  • Aumento del insomnio, no pudiendo descansar bien.
  • Aumento del deterioro cognitivo.

Tratamiento de la depresión relacionada con el suicidio

A la hora de que el profesional escoja el tratamiento más adecuado para la depresión y suicidio, debe tener en cuenta que el paciente depresivo generalmente tiende a ser escéptico sobre su posible y supuesta curación.

El tratamiento dependerá directamente del tipo o grado de depresión en la que se encuentre el paciente. Por ejemplo, si nos encontramos ante un caso grave, el paciente debe ser internado rápidamente, ya que el riesgo de suicidio es sumamente grande.

Con la depresión severa, el tratamiento pasará por una terapia efectiva y un tratamiento farmacológico que ayude a controlar la angustia y la ansiedad que generalmente acompaña el cuadro depresivo.

Sin embargo, si nos encontramos ante un caso leve, lo más recomendable es optar por una terapia efectiva que ayude poco a poco a la persona a superar la enfermedad.

Lo más recomendable, en caso de que creas que padeces depresión, o tienes un familiar que la padezca, es acudir a un profesional lo antes posible, para evitar de esta forma que la depresión vaya a más y pueda aparecer riesgo de suicidio.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts