Desventajas de trabajar desde casa

¿Piensas trabajar en casa? Descubre cuáles son las desventajas del trabajo en casa, que deberás tener en cuenta en caso de que pienses en el teletrabajo.

Recientemente te hablábamos sobre las ventajas de trabajar desde casa, una opción que sin duda alguna puede convertirse en una buenísima oportunidad para una gran cantidad de personas. De hecho, tanto el autoempleo como en particular el trabajo desde casa o teletrabajo está aumentando en nuestro país.

Sus ventajas son más que evidentes: autosuficiencia y eficacia, libertad de horarios, mayor comodidad al hacerlo desde casa y sobretodo flexibilidad.

Desventajas de trabajar desde casa

Sin embargo como cualquier cuestión o elemento positivo también presenta algunas desventajas. De ahí que cuando nos planteemos la posibilidad de trabajar desde casa no sólo debemos tener en cuenta sus ventajas, sino también qué desventajas pueden influir evidentemente a negativo.

  1. Soledad
    Aunque en la parte opuesta de la soledad podemos encontrarnos con la autosuficiencia, precisamente por tener la oportunidad de trabajar solos, también esa soledad puede tornarse negativa, sobretodo si eres una persona que necesita compañía, pudiendo incluso no sentirte bien cuando trabajas solo toda la jornada.
    La solución puede ser no pasarnos todo el día trabajando en casa, y sí organizarse para poder tener ratos libres de ocio o en compañía de otras personas.
  2. Separación entre vida personal y profesional
    Cuando trabajamos en casa suele ser muchísimo más difícil separar nuestra vida personal de la profesional. Si mientras trabajas tienes a hijos o a la pareja en casa (o cualquier otro miembro de la familia) es evidente que el trabajo sea aún más difícil, sobretodo si no estableces una separación clara entre el trabajo y tu vida personal.
    La solución pasa por tener una habitación o despacho específica para el trabajo, y hablar con tu familia para que respeten tu jornada laboral, dejándoles claro que mientras te encuentras trabajando no estarás disponible, a no ser que haya alguna emergencia (claro está).
  3. Trabajo en exceso precisamente al hacerlo en casa
    Si en algún momento has trabajado desde casa probablemente te habrás percatado de la dificultad de no trabajar en fin de semana, o de por ejemplo consultar el correo electrónico cuando entras en tu habitación de trabajo. También es habitual trabajar hasta largas horas de la noche, o hacerlo en exceso, precisamente porque nuestro lugar de descanso es también el mismo en que trabajamos diariamente.
    ¿La solución? Tener a mano una agenda y un calendario de trabajo, con unas horas fijas tanto de trabajo como de descanso.
  4. Necesidad de mayor disciplina
    Cuando trabajas en casa no tienes a nadie que te supervise, de ahí que sea fundamental que seas aún más disciplinado y evites dejarlo todo para luego.
    La solución pasa por saber cómo tener más disciplina fácilmente.

Imagen | Carbon Arc

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts