Dieta mediterránea para la depresión

La dieta mediterránea ayuda a prevenir la depresión, gracias a que aporta beneficios útiles a la hora de reducir el riesgo de padecerla. Descubre estos beneficios y cómo te ayuda.

dieta mediterranea y depresionLa denominada como dieta mediterránea ha sido considerada como una de las mejores dietas que existen, fundamentalmente porque es un tipo de dieta rica en alimentos sanos y bajos en grasas, que aporta a nuestro organismo los diferentes nutrientes esenciales que necesitamos cada día.

Por ello se convierte sobretodo en una de las dietas más recomendadas por médicos, nutricionistas, dietistas y especialistas en salud: porque es una dieta baja en grasas y calorías pero sumamente saludable y rica en nutrientes fundamentales para nuestra salud.

Entre los alimentos básicos de esta dieta, nos encontramos con las frutas y verduras frescas, legumbres, pescados, carnes blancas, frutos secos y sus dos productos estrella: el aceite de oliva y el vino (tomado con moderación).

Aunque sus beneficios son por muchos conocidos, un nuevo estudio ha podido constatar que la dieta mediterránea previene el riesgo de sufrir depresión.

Beneficios de la dieta mediterránea para prevenir la depresión

La dieta mediterránea favorece el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos por un lado, mientras que por otro repara el daño celular relacionado al oxígeno y combate además la inflamación.

Estos principales beneficios se traducen en que las personas que siguen esta dieta tienden a deprimirse menos; hecho constatado en las 11.000 personas que participaron en esta investigación, llevada a cabo por investigadores de las universidades de Las Palmas de Gran Canaria y Navarra.

De hecho, en el estudio se constató que aquellas personas que aumentaban su consumo de ácidos grasos monoinsaturados (sustituyendo los ácidos grasos saturados), mantenían un consumo bajo de carne y comían muchos vegetales, cereales, legumbres, frutas, pescado y vegetales reducían en un 30% el riesgo de deprimirse.

Eso sí, además de seguir una nutrición basada en la dieta mediterránea también es fundamental la práctica de ejercicio físico regular, ya que el deporte produce endorfinas, neurotransmisor que aumenta la sensación de bienestar, vitalidad y buen humor.

Imagen | grobery

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts