Divorcios después de las vacaciones

divorcios-vacacionesHace apenas unos días daba comienzo una de las estaciones más esperadas del año: el verano. Una época esperada por muchos, en especial por los más pequeños, en la que se disfrutan de las vacaciones tras un periodo duro de trabajo o estudio.

Aunque por lo general el verano suele destacar por ser una de las estaciones, aunque más calurosas, en la que se pasan unas buenas vacaciones en compañía de nuestra pareja y de nuestros seres queridos, las estadísticas tienden a demostrar lo contrario.

Lo contrario en lo que se refiere a la estabilidad de las parejas. Y es que los divorcios en verano tienden a aumentar según van avanzando las vacaciones, de forma que los divorcios después de las vacaciones son aún mayores.

Divorcios después de las vacaciones

Hay muchas personas que, tras compartir las 24 horas del día juntas, tienden a descubrir que les resulta sumamente imposible o difícil la convivencia con su pareja, descubriendo cuestiones nuevas que desconocían, o simplemente chocando más que con la rutina diaria.

Antes de las vacaciones, muchas parejas suelen no pasar todo el día juntas, ya que trabajan o estudian, aunque vivan juntas en la misma casa. Pero con la llegada de las vacaciones, esas pocas horas al día que pasaban juntas se convierte en 24 horas. Y no todas las personas lo soportan.

En cualquier caso, siempre hay algo de luz: la mayoría de las demandas de divorcio se retiran transcurrido un tiempo, cuando las cosas se calman y la pareja supera la sensación de fracaso.

Si sientes que tu relación se resiente con la llegada del verano, pero quieres seguir con tu pareja, lo más recomendable es recurrir a ayuda psicológica y de terapia de pareja que os ayude positivamente. Recuerda que nunca es tarde.

Puedes descubrir más sobre el verano y, particularmente, sobre el síndrome postvacacional.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts