Efectos del estrés en el sistema inmunitario

Consecuencias del estrés en el sistema inmunológico

Consecuencias del estrés en el sistema inmune, inmunitario e inmunológico, disminuyendo las defensas y haciendo a nuestro organismo más predispuesto a enfermedades infecciosas.

estres-sistema-inmuneSon muy conocidas las diferentes consecuencias del estrés en la salud, dado que se trata de un trastorno puntual con una gran diversidad de efectos en nuestra salud, cosa que aumenta gravemente cuando ese estrés se convierte en crónico.

Eso sí, debemos tener en cuenta que la propia respuesta por parte de nuestro organismo ante el estrés dependerá directamente de la fase en la que ese estrés se encuentre, por lo que no es lo mismo la tensión inicial que causa la activación general de nuestro organismo, que la existencia de un estrés prolongado en el tiempo (cuyas consecuencias son evidentemente más graves).

Entre los efectos que tiene el estrés sobre la salud, nos encontramos con consecuencias en el sistema digestivo (causando dolor de estómago e incluso diarrea), en el sistema cardiovascular (aumento del ritmo cardíaco y de la presión sanguínea), en el sistema nervioso (pérdidas de sueño o insomnio), así como en el sistema inmune (tiende a debilitarse).

En esta nota queremos hacer especial hincapié en los efectos del estrés en el sistema inmunitario.

Deficiencia del sistema inmunitario por estrés

Cuando el estrés tiende a cronificarse o a mantenerse en el tiempo, e incluso cuando sólo dura algunos días, uno de sus efectos más visibles es la debilitación de nuestro sistema inmunitario.

Esto significa que enfermamos de resfriados, gripe o infecciones víricas con una mayor facilidad, e incluso de forma más habitual.

El estrés psicológico se ha relacionado directamente con un aumento de la vulnerabilidad a las enfermedades infecciosas, de ahí que no sea extraño que nos enfermemos de gripe o resfriados con una mayor habitualidad cuando nos sentimos más estresados/as.

No debemos olvidarnos que una de las principales funciones de nuestro sistema inmunitario es la de proteger a nuestro organismo contra la acción de microorganismos que producen tanto enfermedades como otros elementos nocivos para nuestro cuerpo.

Por ello, tanto la reducción del estrés como mantener un estado de ánimo positivo será de utilidad a la hora de aumentar las defensas. Respecto a la forma de conseguirlo, además de tranquilizarnos y mantener la calma, podemos encontrarnos con técnicas como la relajación, la meditación, el yoga o pilates para ayudarnos a disfrutar de una buena relajación, o bien practicar deporte para desestresarnos de forma natural.

Te dejamos con un vídeo con música relajante útil para ayudarte a disminuir el estrés naturalmente:

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts