El amigo imaginario del niño

amigo-imaginario-nino Es común que, muchos niños entre los cinco, seis o siete años, tengan amigos imaginarios; esto es, amigos que realmente no se ven porque no existen, pero que el niño representa externamente para jugar con él y divertirse.

Aunque esto es visto por parte de muchas madres como algo normal y común, lo cierto es que muchas llegan a plantearse sobre si se encuentran ante un entretenimiento mal, o puede derivar en algún posible trastorno.

Mi hijo tiene un amigo imaginario, ¿es normal?

En principio, las madres deben saber que los amigos imaginarios forman parte del propio desarrollo en sí de la mayoría de los niños, sobretodo entre los tres y los cinco años.

En este sentido, la madre debe tener en cuenta siempre qué edad tiene el hijo y el momento en el que se “presente” su amigo imaginario, aunque nunca preocuparse.

Lo cierto es que, en la mayoría de las ocasiones, los amigos imaginarios no derivan de ningún trastorno psicológico, sino que tu hijo se inventa un personaje con el que habla porque se siente acompañado e incluso escuchado.

Además, el pequeño al saber que controla la situación y que puede hacer desaparecer y aparecer a su amigo a su voluntad le da confianza en sí mismo y seguridad.

Lo mejor y más recomendable: entrar en su mundo y compartir sus juegos, pero dejándole siempre a él poner las reglas hasta que se sienta seguro.

De esta manera irá poco a poco abandonando su fantasía y conectará con su propio entorno de una forma mucho más real.

En Naturpeques | Amigos imaginarios en niños

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts