El cambio estacional afecta al ánimo

cambio-estacion-estado-de-animoNo hay duda que el cambio de estación afecta al ánimo de muchísimas personas, especialmente cuando pasamos de una estación calurosa y tremendamente luminosa (como es el verano), a una estación algo más fría (como es el otoño e invierno).

Más particularmente, tanto el frío como la reducción de las horas de luz en invierno tienden a asociarse de manera mucho más directa con un ánimo más bajo, que puede causar cambios en la persona en prácticamente todos los aspectos y ámbitos de su vida.

Y es que con la llegada tanto del otoño (cuando es muy frecuente la denominada como depresión otoñal) como del invierno (comienzo invierno), y sobretodo debido no sólo al cambio de tiempo, sino a la reducción de luz solar, nuestras hormonas pueden alterarse y provocar cambios de humor en muchas personas.

El cambio estacional afecta al ánimo

Cada vez son más los expertos en medicina que no dudan en señalar que un cambio de estación, especialmente en otoño e invierno, tienden a afectar de manera negativa a la propia salud de las personas.

Esto ocurre solo en otoño e invierno, dado que con el paso del invierno a la primavera, o de la primavera al verano, lo que se observa en la mayoría de las personas es prácticamente todo lo contrario, pues muchos individuos tienden a sentirse más animados y alegres, debido fundamentalmente al aumento de luz solar y a la mejora del tiempo (se pasa de un periodo frío a uno mucho más cálido).

Y, más particularmente, ese cambio repercute directamente en el estado de ánimo de las personas, debido a que el organismo experimenta ciertos cambios hormonales como consecuencia de la disminución de la luz solar y de la llegada de una época más fría y algo más oscura.

¿Cómo superar un cambio de estación?

Muchos expertos recomiendan el seguimiento de una serie de hábitos saludables que, de alguna u otra forma, ayudan positivamente a superar con optimismo el paso de una estación a otra.

Seguir una alimentación sana, rica en fruta y verduras frescas, así como el seguimiento de una práctica de ejercicio diaria al aire libre, pueden resultar sumamente beneficiosos y adecuados.

Una buena idea, por ejemplo desde un punto de vista más nutritivo, es adoptar una nutrición vitamínica que nos ayude a aumentar las defensas en las épocas frías del año.

Si te gusta la naturaleza, una buena idea a la hora de disfrutar de lo más bello de una estación como es el otoño o invierno es vivir en compañía un día de campo. ¿Quién ha dicho que deban ser estaciones oscuras? Seguro que encuentras disfrute con la lluvia o, por qué no, la nieve.

Y, sobretodo, no te preocupes si durante los primeros días tras el cambio de estación te sientes algo triste. Es algo total y absolutamente normal, que irá desapareciendo de forma paulatina.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts