El ciclo del sueño

ciclo-suenoDescansar y dormir es algo fundamental tanto para nuestro organismo en general como para nuestro cerebro en particular. Pero no es lo mismo descansar mucho que descansar lo aconsejable, al igual que no es lo mismo dormir que dormir bien.

Respecto a lo que se refiere a cuántas horas debemos dormir, aunque es cierto que cada persona tiene una necesidad determinada de horas y que éstas dependen de diferentes factores (cansancio, edad…), lo recomendable es dormir entre 6 a 8 horas. No es aconsejable dormir más, puesto que nuestro organismo tiende a cansarse en exceso.

El denominado como ciclo del sueño consiste en una serie de etapas que cada persona pasa durante el sueño, debido a que nuestro cerebro continúa activo. Dependiendo de lo que midan las ondas producidas por su actividad eléctrica, podemos encontrarnos con diferentes fases del sueño.

Fases del sueño

  • Fase 1: dura solo unos pocos minutos. Se caracteriza porque es el momento en el que se produce la denominada como transición de la vigilia al sueño. Por este motivo es normal que nos despertemos fácilmente.
  • Fase 2: se corresponde con el principio del sueño, momento en el que el tono muscular se hace más lento. Asimismo, la interrupción del mismo es mucho más complicada. Se estima que representa más del 50% del sueño.
  • Fase 3 y 4: se corresponden sobretodo con el sueño más profundo. La frecuencia cardíaca y la respiración de la persona disminuye, a la vez que el tono muscular se vuelve más débil. Es común que en estas fases aparezca el sonambulismo o pesadillas.

¿Qué es el sueño NO-REM?

El denominado como sueño NO-REM es la etapa en que predomina sobretodo durante la primera mitad del sueño.

Se caracteriza porque se distinguen las dos primeras fases, y en él las ondas de actividad eléctrica de nuestro cerebro tienden a ser más lentas.

¿Qué es el sueño REM?

Aunque ocupa solo el 20% del tiempo total del sueño en una persona adulta, es una de las etapas más conocidas del sueño.

Durante esta etapa se producen los sueños, y es el momento en el que nuestro cuerpo se relaja completamente, aunque el pulso y la frecuencia respiratoria se hacen más rápidas e irregulares.

Imagen | CarbonNYC

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts