El lenguaje corporal en las entrevistas de trabajo

El lenguaje corporal puede ser el mejor aliado en la entrevista laboral, o todo lo contrario. No hay situación más cargada de riesgos potenciales en cuanto al lenguaje corporal que la entrevista de trabajo. En la primera impresión cada detalle cuenta, a veces mucho más de lo que pueda decir un curriculum. Y en estos casos no existe una segunda oportunidad.

lenguaje-corporal-entrevista-de-trabajo

El aplomo es fundamental; hay que transmitir una actitud de completa confianza y compostura que va mucho más allá de la ropa que se elige. La buena postura, erguido, con proyección hacia adelante como si se estuviera apuntando a un objetivo, es un importante indicador de la personalidad pues proyecta fuerza de carácter y convicción.

Importa manejar bien el contacto visual, prestar atención y no moverse demasiado en el asiento. La forma de hablar también cuenta: el tono de voz debe ser pausado, con una dicción clara y, en lo posible, no usar muletillas.

Una interpretación bastante estándar de ciertos gestos es la siguiente:

  • Cruzar los brazos denota una actitud defensiva o cerrada
  • Llevarse la mano a la boca: podría estar diciendo una mentira.
  • Acariciarse la barbilla implica evaluar y decidir.
  • Comerse las uñas: se busca el autocontrol.
  • Al ponerse los dedos en la boca: necesidad de seguridad, nerviosismo.
  • Una sonrisa falsa significa engaño, traición, deslealtad,
  • Mirar a los ojos fijamente: no hay nada que esconder, la conversación es limpia, denota dominio de la persona.
  • Pulgares que se asoman por el bolsillo expresan dominio y seguridad.

Más información | Autoayuda para encontrar trabajoEntrevista de trabajo 

Artículos relacionados

  1. Mi consulta es la siguiente.
    Hace años que trabajaba en una empresa a la cual renuncie hace poco, se me ha puesto dificil conseguir trabajo.Envie curriculums, y por suerte me llamaron a un test psicotecnico, en el cual me fue bien porque me llamaron a entrevista.En la misma, no creo me fuera bien, mi estado era de mucha ansiedad y estaba muy nervioso.El peor momento fué cuando me hicieron preguntas de mi anterior trabajo, el cual lo deje por el estado de estres que me provocaba, comencé a sudar y a trabarme al hablar, lo único que hace fue contestar con la sinceridad con la que me caracterizo.En su punto de vista, ya está todo perdido?Habran notado que mi estado de ánimo cambió solo por haber tenido una mala experiencia con mi anterior empleo, y lo pasaran por alto?evaluarán otro aspecto de mi vida?gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts