hipocondria Tal y como coinciden en señalar muchos psicológicos, la hipocondría es una actitud que el individuo adopta ante la enfermedad, a pesar de que realmente no la tenga.

La persona hipocondríaca se caracteriza porque tiende siempre a fijarse en cada uno de los síntomas que puede o no aparecer en su cuerpo, lo que luego le lleva a pensar que tiene una enfermedad seria o grave que en la mayoría de las ocasiones puede llevarla a la muerte.

Generalmente se caracteriza por ser una enfermedad psicológica crónica, aunque en algunos casos puede darse de forma esporádica, especialmente en aquellas personas que en tiempo cercano han perdido a una persona cercana a causa de una enfermedad.

¿Qué es la hipocondría?

Como exponíamos de manera resumida en las líneas anteriores, la hipocondría viene a consistir en el miedo y la preocupación continuas de padecer una enfermedad grave.

Este miedo o preocupación se produce como consecuencia de la interpretación personal de alguna sensación corporal o signo que pueda aparecer en el cuerpo, a pesar que pueda ser algo totalmente normal.

Causas de la hipocondría

Son varias las causas de la hipocondría. A continuación te exponemos algunas de las más habituales:

  • Interpretación errónea de síntomas.
  • Experiencias traumáticas relacionadas directa o indirectamente con el padecimiento de una enfermedad grave por parte de un familiar o amigo cercano, sobretodo que haya podido causarle la muerte.
  • Haber padecido una enfermedad durante la infancia, sobretodo si fue grave.

Justo ahora que hace unos meses nos encontrábamos inmersos en la crisis de la gripe A, hay veces que la hipocondría puede comenzar a partir de la recepción de información alarmante sobre enfermedades.

Síntomas de la hipocondría

Uno de los principales síntomas de la hipocondría es la ansiedad, dado que se trata generalmente de un trastorno asociado de manera directa a la ansiedad, producida por la preocupación exagerada que la persona siente por su salud.

La persona hipocondríaca puede sentir mucho miedo y preocupación ante la observación de los síntomas o signos que encuentra en su cuerpo, por lo que también tiende a ser un paciente tremendamente sugestivo.

También suele tratar de repetir continuamente lo que le ocurre, sobretodo en aquellas conversaciones que sigue con familiares o amigos cercanos. Prácticamente se puede decir que todas sus conversaciones (o al menos, la gran mayoría), giran en torno a las enfermedades.

Tratamiento de la hipocondría

El tratamiento pasa directamente por la eliminación de ese miedo tanto a la enfermedad como a la muerte, algo que se puede conseguir a partir de lo que se denomina como “parada de pensamiento”, consistente en el planteamiento de una serie de prohibiciones y tareas, en la que el paciente debe evitar esos pensamientos y hacer aquellos actos que pueda hacer continuamente (como observarse demasiado, por ejemplo).

La terapia suele incluir métodos que ayudan a elevar la autoestima, ayudando a evitar posibles depresiones que pueden llevar a recaídas.

Más información | Tratamiento cognitivo conductual de la hipocondría
Utilidades | Test de hipocondría

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario

PSICOLOGÍA

0 2324

Cuánto cuesta la consulta de un psicólogo

Cada vez es más habitual dejar a un lado la relación errónea que desde hace años se ha creado entre acudir a un...