Intestino irritable y estrés

Colon irritable y estrésEl síndrome de intestino irritable (conocido médicamente también con el nombre de colon irritable o síndrome de colon irritable) es un trastorno médico muchísimo más común de lo que muchas personas se piensan.

De hecho, se estima que aproximadamente entre el 20 y el 25% de la población española padece este problema actualmente, lo cual lo convierten en un trastorno habitual.

Aunque mucho se haya hablado sobre él, lo realmente cierto es que, al menos de momento, no se conocen a ciencia cierta sus causas principales, aunque los especialistas médicos saben que determinadas condiciones o hábitos de vida pueden influir de manera decisiva en su aparición.

Síntomas principales del intestino irritable

Antes de descubrir los síntomas del intestino irritable, es necesario tener en cuenta que para padecer este síndrome es necesario padecer algunos de los siguientes síntomas durante 12 semanas a lo largo de un año:

  • Estreñimiento continuado o alternado con periodos de diarrea.
  • Hinchazón abdominal.
  • Calambres en el abdomen.
  • Gases y flatulencias.
  • Necesidad de ir al baño nada más comer o levantarse.
  • Retortijones que tienden a desaparecer luego de haber ido al baño.

¿Cuáles son las causas del intestino irritable?

Aunque hasta el momento es cierto que no se conocen unas causas claras, los médicos sí tienen claro determinados hábitos que pueden influir de manera más o menos decisiva en su aparición:

Intestino irritable y estrés

Tanto el estrés como la ansiedad son los mayores enemigos ya no solo de nuestra propia estabilidad emocional, sino de nuestro estómago.

De hecho, si volvemos a leer sobre las consecuencias del estrés en la salud, nos damos cuenta que nuestro sistema digestivo es una de las partes de nuestro cuerpo que más sufren cuando tenemos estrés.

Es común que sintamos dolor de estómago, flatulencias, malestar abdominal…

Pero parece que cada vez es mayor la relación que puede existir entre el intestino irritable y el estrés (o entre el colon irritable y el estrés).

Se conoce médicamente que el estrés causa un aceleramiento en la actividad del colon, motivo por el cual es más que habitual que el estrés provoque comúnmente la aparición de diarrea.

Teniendo esto en cuenta, tanto si deseamos prevenir el intestino irritable como si ya hemos sido diagnosticados/as con este trastorno, lo mejor es mantener siempre un estilo de vida saludable, y sobretodo tranquilo.

Debemos evitar siempre las situaciones más estresantes, no preocuparnos tanto, y sobretodo tomarnos la vida con muchísima más calma.

En este sentido, como siempre te indicamos, una buena idea puede ser la práctica de técnicas naturales como el yoga, la meditación o la relajación. Te serán de gran ayuda.

Imagen | diowel

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts