La concentración en el estudio

La concentración, a la hora de estudiar, es tan fundamental como importante, pero puede verse perjudicada por determinadas causas.

No hay duda que la concentración es una de las condiciones ciertamente esenciales, importantes y fundamentales para el estudio, ya que no es posible disfrutar de un mínimo de eficacia en el trabajo intelectual si, en el momento en el que estamos estudiando, no hemos conseguido cierta capacidad de concentración.

Debemos tener en cuenta que, cuando nos encontramos estudiando y estamos concentrados, tendemos a mantener toda la atención en la actividad intelectual que en esos precisos momentos estamos llevando a cabo, de forma que aquello que estemos intentando aprender y estudiar conseguiremos entenderlo y retenerlo de forma muchísimo más sencilla y fácil. De ahí que cuando estamos intentando estudiar y no conseguimos concentrarnos, lo más común es que no consigamos entender ni retener con cierta eficacia lo que estamos pretendiendo aprender.

La concentracion

Para poder concentrarnos mejor, evidentemente debemos mantener cierta rutina en el estudio, acompañado con tener un lugar de estudio cotidiano y constante, y unas circunstancias ambientales que ayuden.

No obstante, a pesar de conseguir los elementos de estudio anteriores, si no estamos entusiasmados sobre aquello que estamos estudiando, y no nos mantenemos enérgicos, muy difícilmente nos concentraremos.

Causas habituales de distracción que impiden la concentración

Para poder concentrarnos mejor cuando vamos a estudiar, una recomendación básica es atender a cuáles son las causas más habituales que nos distraen, y que precisamente nos impiden una correcta y mejor concentración:

  • Malas condiciones ambientales: ruidos, poca o deficiente iluminación, temperatura de la habitación alta o muy baja…
  • Mala planificación en el estudio.
  • Grado de dificultad de los contenidos a estudiar.
  • Problemas personales, sociales o familiares.
  • Cansancio físico o mental.
  • Inexistencia de un buen método de estudio.
  • Falta de motivación.
  • Falta o poca fuerza de voluntad.

Cómo concentrarse mejor

A continuación te indicamos algunas sugerencias útiles que te ayudarán a concentrarte mejor:

  • Avisar del horario de estudio a tu familia, o a los compañeros que viven contigo.
  • Escoger un lugar con poco ruido ambiental.
  • Antes de sentarte a estudiar dispón sobre la mesa de todo el material que necesites.
  • Organiza bien tu tiempo de trabajo.
  • Adquiere cierto hábito de estudio.
  • Si te cansas, descansa un poco durante algunos minutos.
  • Si te aburres, cambia de materia o tarea.
  • Evita estudiar tumbado o paseando.
  • Evita las distracciones: el teléfono móvil, el ordenador (a no ser que lo utilices para consultas académicas), la televisión…

Imagen | English106

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts