La educación autoritaria en el niño

educacion-autoritaria-ninosTal y como indican muchos especialistas, no hay duda que el modelo de educación que, tanto los padres como el profesorado imparten al niño, éste debería ofrecerle la posibilidad de adquirir experiencias que tiendan a promover su evolución, ayudándole a convertirse en un ser autónomo.

Por ello, la educación que los padres brindan al pequeño resulta prácticamente crucial para que éste se desarrolle tanto emocional como psicológica y mentalmente.

De esta manera, y dependiendo sobretodo del tipo de educación que le den sus padres, nos encontramos con distintas variedades, siendo la educación autoritaria en el niño una de las que más tienden a repercutir de manera negativa al pequeño. Que, asimismo, tiende a ser muy negativo en su propia autoestima infantil.

La educación autoritaria en el niño

Cuando los padres educan de manera autoritaria al niño, éstos generalmente tienden a intentar conseguir sus objetivos imponiendo sus propios criterios mediante presiones, llegando incluso a verse abortados por sus propios problemas.

A su vez, tratan a sus hijos como personas sin discernimiento, como seres incapaces de solucionar sus propios problemas sin su ayuda.

Por tanto, este tipo de relaciones familiares en que está presente la educación autoritaria en el niño, se caracteriza por una obediencia, disciplina y orden estrictos.

¿Cómo es el niño educado bajo la educación autoritaria?

Los niños educados bajo la propia educación autoritaria tienden a ser niños extremadamente dependientes de sus padres, principalmente debido a una cuestión básica: se han acostumbrado a que sus padres les resuelvan la mayoría de sus dificultades.

Cuando el pequeño va creciendo y llega a la adolescencia, suele ser común que se rebelen contra toda autoridad, pudiendo llegar incluso a conductas auténticamente antisociales, dado que ven el mundo de manera hostil y como producto represivo de sus deseos.

Por ello, es habitual que estos jóvenes busquen la compañía de grupos marginales, y que luego, según vayan siendo más adultos, sean sumamente inseguros y no sean capaces de ser personas que carguen con responsabilidades.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts