La terapia conductual cognitiva

La terapia conductual cognitiva (también conocida como terapia cognitivo-conductual) tiende a ser una de las terapias más comúnmente utilizada en psicología clínica en la consulta de muchos psicólogos.

terapia-cognitivo-conductual

Esto es así, porque se centra en ayudar al paciente a identificar sus pensamientos, de forma que sea consciente de cómo éstos influyen de manera directa en lo que siente, en sus emociones.

Según precisamente aprendamos a interpretar de una forma u otra las diferentes situaciones que estemos viviendo, podemos sentirnos peor o mejor, actuando luego de forma productiva o bien bloquearnos por esos pensamientos.

Y es que a partir de pautas concretas, cualquiera puede ser capaz de aprender a detectar y cambiar su estado de ánimo con el objetivo expreso de sentirse mejor consigo mismo y, evidentemente, con los demás.

¿Cómo actúa el paciente en la terapia conductual cognitiva?

En la terapia conductual cognitiva, el paciente tiene principalmente un papel tanto activo como participativo, dado que aunque reciba ayuda, él es quien va a cambiar, y así debe saberlo.

El psicólogo le recomienda poner en práctica fuera de las sesiones todo aquello que ha aprendido dentro de la propia consulta, con el objetivo de acelerar los avances.

¿En qué casos está recomendada esta terapia?

Está recomendada para todo tipo de problemas, ya sean ansiedad, depresión, problemas de pareja o sexuales…

También está recomendada absolutamente para cualquier edad: niños, adolescentes, adultos y tercera edad.

Más información | Estudiar Psicología en la UNED

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts