La terapia de conducta

terapia-de-la-conducta La terapia de conducta (o terapia conductual) viene a consistir en una de las terapias o técnicas psicológicas más comúnmente utilizadas dentro de la propia psicología clínica en sí.

No en vano, destaca por ser una de las terapias más usadas por parte de muchos psicólogos clínicos, especialmente en aquellas consultas en las que se requiere que el paciente modifique su conducta desde un punto de vista del propio beneficio psicológico de éste.

Por ello, resulta útil en casos de TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), obsesiones, compulsiones, pensamientos negativos o repetitivos, fobias, o disfunciones sexuales, por citar solo algunos ejemplos.

¿Qué es la terapia de conducta?

La terapia de conducta es el conjunto de técnicas a partir de las cuales se usan los procesos de aprendizaje para eliminar los diferentes síntomas que constituyen síndromes neuróticos.

En este sentido, el psicólogo se caracteriza por enfatizar el papel del aprendizaje en la adquisición de las conductas tanto ajustadas como desajustadas por parte del paciente.

Pero antes de utilizar la propia terapia en sí, se hace necesario realizar una buena evaluación del paciente, así como descubrir qué tipo de terapia podría ser la más adecuada para su problema.

Habitualmente es útil centrarse sólo en la conducta manifiesta o pública del paciente, porque aunque se trate de emociones o cogniciones, estos procesos pueden llegar a ser visualizados por el psicólogo; más aún cuando producen compulsiones muy diversas.

Es útil comentar en este aspecto que la terapia de conducta especialmente se centra en el aquí y el ahora, y en la observación de la persona para tratar de descubrir aquellas conductas y pensamientos que le perturban.

Más información | Estudiar Psicología en la UNED

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts