Vivir una Navidad feliz

navidad-felizLa Navidad es, para la mayoría de las personas, una época de felicidad que se comparte con la familia, pareja, hijos y amigos (y, en ocasiones, con los compañeros de trabajo). Pero para otras la Navidad puede convertirse en una auténtica pesadilla.

Por un lado, podemos encontrarnos con personas a las que directamente no les gusta la Navidad; es habitual que identifiquen la Navidad con una época compulsiva de compras creada únicamente con un fin: engrosar los beneficios de tiendas y grandes comercios.

Por otro, es habitual que a muchas personas simplemente no les agrade la llegada de la Navidad porque extrañan a sus seres queridos (conoce más sobre echar de menos a seres queridos en Navidad), los cuales ya no se encuentran entre nosotros porque fallecieron años atrás. A este grupo de personas se les une aquellas que han sufrido una ruptura de pareja y, por ejemplo, extrañan los momentos anteriores vividos junto a su ex pareja.

También podemos encontrarnos con situaciones en las que el estrés navideño evite disfrutar plenamente de estas fiestas. Unas fiestas populares que, se supone, pueden convertirse en el momento ideal para vivir con paz y con tranquilidad, disfrutándolo con nuestra familia.

Como te proponíamos en un anterior artículo hace ya algunos años, siempre es posible disfrutar de la Navidad aún a pesar de que odiemos estas fiestas navideñas. Para ayudarte, te proponemos algunos consejos sencillos útiles para vivir una Navidad feliz.

Consejos para vivir una Navidad feliz

  • Disfruta de cada momento en compañía de las personas que más quieres. No pienses que estas fiestas son fiestas falseadas en la que cada cual actúa solo por interés. Solo conseguirás hacerte daño y no te permitirá disfrutar plenamente de la Navidad. Deja que cada cual actúe según le dicte su corazón ¿por qué no haces también lo mismo?.
  • Evita la ansiedad y el estrés propios de esta época del año. No es aconsejable dejar las compras siempre para el último momento, ya que solo conseguirás estresarte. Es mejor tenerlo todo listo con calma y a tiempo.
  • En caso de que eches de menos a algún familiar o amigo que ya esté y lo necesites, sé sincero y dile cómo te sientes a una persona de confianza. Te sentirás mucho mejor y te librarás de ese pensamiento. En estos casos, es mejor pensar que debemos recordar esos momentos con felicidad porque están en nuestra memoria y porque resaltan lo mejor de ese ser querido, y no recordarlo únicamente con tristeza y melancolía. Piensa que esa persona está a tu lado. Y si te sientes triste por ello hazte la siguiente pregunta: ¿crees que si ella estuviera aquí permitiría que te sintieras así?.
  • Trata de evitar el alcohol en la medida de lo posible. Y si lo tomas (de forma moderada), recuerda no conducir. Cada año muchas personas pierden la vida en las carreteras por Navidad. Por favor, evita que tu familia sufra por ello. Tu vida vale mucho, y la de los demás también.
  • Disfruta de una navidad sana. Practica ejercicio físico cada día y no te pases con los dulces navideños (pero tan poco seas tan estricto/a).
  • Practica un poco de relajación y de meditación siempre que tengas oportunidad. Te ayudará a poner las cosas en orden y a liberarte internamente.
  • Si puedes, ¿por qué no cambias tu decoración navideña y le das un toque más íntimo, familiar y especial a tu casa?.
  • Con precaución, las velas te ayudarán a crear un ambiente familiar y caluroso a tu hogar.

Y sobretodo una cosa aún más especial especial que nunca: disfruta de las pequeñas cosas y sé feliz.

Imagen | kelp1966

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts