Neofobia: el rechazo a los nuevos alimentos

La neofobia es un trastorno que puede aparecer en las personas de cualquier edad, es un trastorno denomidado por William James como “el miedo a lo nuevo”.

alimentacion3

Este desorden se caracteriza por el rechazo a lo nuevo, afecta a todos los planos de nuestra vida como puede ser la alimentación, la ropa, lugares nuevos, viajar, un trabajo o el deseo de casarse, es decir todo aquello que produzca conocimientos nuevos y que nunca hayamos experimentado.

Es curioso señalar que son muchas las personas que les apasiona experimentar y vivir cosas nuevas, algo que sea una novedad y que por otro lado existen otras tantas que sienten miedo, temor y pavor a todo lo que sea desconocido.

La neofobia y los niños

La neofobia es muy frecuente en los niños cuando comienzan a probrar alimentos nuevos en su dieta diaria y sienten rechazo por alguno de ellos.

Cuando al comer el niño aparta de su boca o vomita aquel alimento que no le guste, lo natural es que la madre empieze a entender que su hijo a empezado a manifestar sus propios gustos, que no significa una insignificante pataleta por no querer comer y tener en cuenta los alimentos por los que el niño siente mayor afinidad e incluirselos en la dieta con mas asiduidad pero sin atiborrarlo.

Que el niño manifieste neofobia es una de las causas mas frecuentes de la inapetencia. Los especialistas sostienen que la neofobia está ligada con la manera de criar y alimentar a los niños, por ello una buena crianza y alimentacion adecuada son favorables para descartar cualquier trastorno.

No es bueno una alimentación que se base en los mismos alimentos cada día, pues provoca monotonía y una variación de alimentos muy escasa para el niño, el cual necesita nutrirse de todos los alimentos para crecer fuerte y sano.

Para intentar disminuir la neofobia en los niños, se debe procurar no forzar al niño a comer los alimentos que no son de su agrado, puedes incluirselos en la dieta de manera, distinta, como por ejemplo, si no le gusta la fruta en trozos, un batido de frutas podría ser un sustituto ideal y le aporta las mismas vitaminas y proteinas como si se la estuviera comiendo en trozos.

Hay que intentar que el niño no asocie ciertos alimentos a experiencias traumáticas pues será mucho mas dificil incluirselos en las comidas. Es muy beneficioso hacer de las comidas una experiencia divertida y atractiva, jugando con los alimentos y enriqueciendo sus platos con dibujos y formas que llamen su atención.

Por último queremos sugerir una serie de recomendaciones a seguir si nuestro hijo padece de neofobia:

  • Se debe aceptar y respetar que el niño acepte o rechaze alimentos según su gusto.
  • La leche no debe ser reemplazada por ningun otro alimento como o café, si rechaza la leche puede deberse a su falta de apetito.
  • Si rechaza algun alimento, ofrecerselo días después para darle otra oportunidad a que lo acepte.
  • No premiarle ni castigarle por la comida.
  • No obligarle a comer lo que no quiere, sé paciente.
  • Disfrazar los alimentos en forma de purés, con ello puedes introducirles nuevos alimentos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts