Pedir un aumento en el trabajo: te lo mereces

Trabajas muchas horas al día, y seguramente te esfuerzas más que nadie. Haz pensado en muchas ocasiones pedir un aumento de sueldo en el trabajo, pero no te has atrevido nunca a formular tal petición.

pedir-aumento-de-sueldo

Aunque pueda parecer lo contrario, estas son algunas de las características principales de un empleado que se ha planteado pedir un aumento, pero no ha tenido el valor, las ganas, la fuerza o simplemente el coraje suficiente como para poder hacerlo.

No obstante, ¿ya es hora de que luches por un aumento? ¿No crees? Conocer las pautas de cómo pedirlo y cuándo puede ser útil para no cometer el error de hacerlo en vano.

Cómo pedir un aumento en el trabajo

Contar con un buen argumento a la hora de pedir un aumento en el trabajo es algo más que imprescindible, ya que de esta forma podremos luchar mejor por aquello que creemos justo, y que a fin de cuentas nos merecemos.

Pero no sirve de nada tener un buen argumento si no elegimos el momento idóneo; esto es, tratar de pedir ese aumento cuando, por ejemplo, vemos que nuestro jefe está contento por un buen resultado, ya que de esta manera tendremos un mayor número de posibilidades de conseguirlo.

Pasos previos antes de pedir un aumento de sueldo

Pedir un aumento de sueldo puede ser una tarea difícil o muy complicada, dado que a la gran mayoría de las personas les cuesta mucho más pedir algo para ellos mismos que para los demás.

Si sientes que, por ejemplo, los nervios te devoran, trata de relajarte realizando algunas respiraciones profundas que te puedan ayudar a tranquilizarte. Una buena opción sería visualizar la escena y repetirla mentalmente mientras respiras, de tal forma que ésta salga natural, eliminando la ansiedad.

Una vez estés tranquilo/a, créete que lo vas a conseguir, confía en ti, en tus posibilidades, y plantea la presentación de ti mismo: véndete de la mejor forma posible. Si creas una postura de asertividad (como por ejemplo el lenguaje corporal en las entrevistas de trabajo), ayudarás a conseguir aquello que te propongas.

No olvides que se trata de una negociación, por lo que para poder tener éxito, ambas partes deben ganar algo: trata, por tanto, de empatizar (empatía) con las necesidades del otro.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts