Prevenir la anorexia

La prevención de la anorexia

Cómo prevenir la anorexia: a la hora de la prevención de la anorexia es fundamental conocer determinadas pautas y hábitos que pueden ser de utilidad para muchas familias.

La anorexia (conocida habitualmente también con el nombre de anorexia nerviosa), es generalmente diagnosticada cuando se produce una importante pérdida de peso, motivada especial por la modificación de los hábitos alimenticios de la persona debido sobretodo a que la persona siente miedo a engordar.

Prevenir anorexia

Para que su diagnóstico sea definitivo, y sobretodo para tratar de identificar si la persona sufre o no este trastorno alimenticio, puede ser interesante prestar una atención especial a los síntomas de la anorexia.

Entre estos síntomas más característicos destacan especialmente los siguientes:

  • Pérdida de peso significativa.
  • Miedo al aumento de peso.
  • Percepción distorsionada del cuerpo.
  • Reducción progresiva en el consumo de alimentos.
  • Obsesión por la báscula, la imagen y la composición calórica de los alimentos.

Teniendo en cuenta las terribles causas de la anorexia, especialmente cuando ésta no es diagnosticada y tratada a tiempo (en algunos casos la persona que la sufre puede llegar a fallecer), es fundamental saber cómo prevenir la anorexia.

Cómo prevenir la anorexia

Estudios diversos han demostrado que el ambiente social que rodea a la persona influye de manera decisiva en la aparición o no de la anorexia, además de que nos encontremos ante una persona generalmente con una autoestima baja.

Por un lado debemos tener en cuenta los comentarios y las bromas que la familia más directa pueda hacer sobre el peso de la persona. Por otro lado, no debemos olvidarnos de la opinión de sus amigos más cercanos, más aún si nos encontramos ante un adolescente que se encuentra en pleno desarrollo de su personalidad.

Por tanto, en la prevención de la anorexia y su aparición o no influye especialmente las opiniones que sobre su peso y su figura hagan sus familiares y sus amigos más cercanos. De forma que una manera interesante de prevención es no prestar atención a esta cuestión.

Tampoco es aconsejable que el adolescente o la persona coma solo, porque de esta forma no conseguiremos no solo controlar lo que ésta come, sino que el adolescente podría perder interés por la comida. No en vano, se ha comprobado que los niños/as que comen en familia tienen menos posibilidades de desarrollar trastornos alimenticios.

En determinadas situaciones en que la madre hace una dieta de adelgazamiento, es conveniente no mostrar una preocupación exagerada ni por el peso ni por la comida, y sí hacer hincapié en que es fundamental seguir un estilo de vida saludable y comer sano.

Imagen | These-photographs

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts