Si no hay complicaciones, se puede tener relaciones sexuales hasta el último momento. A partir del sexto o séptimo mes, hay más complicaciones. La mujer está más pesada, se cansa con facilidad y la panza ya es lo suficientemente voluminosa para interferir en la relación sexual. Pero esto no lo hace imposible, hay que buscar posturas más cómodas tanto para la futura mamá como para su pareja.

En este trimestre es frecuente que se agudicen aún más los miedos. Algunos hombres no pueden soportar la idea de que hay una tercera persona puesto que la presencia y sobretodo los movimientos del bebé son ahora muy evidentes. Para otros, la mujer se ha convertido en una madre y se sienten incapaces de tocarla.

Pero aquí es igual que en el primer trimestre, si el ginecólogo no lo desaconseja expresamente, no existe riesgo de que se mantengan relaciones sexuales hasta que llegue el parto, lo más importante es no renunciar a las caricias y a la ternura que siguen siendo fundamentales.

Cuando pensamos en sexualidad y parto muchas veces se nos viene a la cabeza que no coinciden mucho. Es que indiscutiblemente el placer del sexo y el ser mamá y papá están muy peleados con ambas posibilidades. Pareciese que es una cosa o la otra.

El parto se aproxima, la mamá ya va a cumplir las 40 semanas. El papá está muy inmiscuido en todo el tema, pañales, la ropita, lo que hay que llevar al sanatorio, avisarle a quien, hacen una lista, el bolso, casi todo está pronto. Pero, papá no dice nada que desea a su mujer más que nunca, que ese cuerpo hermoso que va a dar vida lo seduce. No dice nada porque la sociedad le enseñó eso: que no se debe. Mamá y mujer parecen imposibles de juntar. Realmente no hay nada de malo que ambos realicen el amor aunque sea el día previo a la posibilidad de parto, si todo transcurre normalmente, y si el ginecólogo da el visto bueno, como ya dijimos.

Valora el artículo:
1 comentario a este artículo

Hacer un comentario

PSICOLOGÍA

0 1926

Cuánto cuesta la consulta de un psicólogo

Cada vez es más habitual dejar a un lado la relación errónea que desde hace años se ha creado entre acudir a un...