Saber escuchar es la base para mantener una buena amistad

Hace apenas unos días pudimos conocer, a través de los resultados obtenidos por un estudio, que la amistad entre mujeres les ofrecía un beneficio aún más importante que la existencia de los lazos amistosos en sí, dado que en la complicidad propia de la relación la comunicación era sumamente importante, y ayudaba en la reducción del estrés y la eliminación casi total de la ansiedad.

amistad

Precisamente en lo que se refiere a esta última cuestión, mantener los oídos bien abiertos y, ante todo, saber escuchar, es una cuestión sumamente importante para poder mantener una buena amistad.

Y, para, en definitiva, ayudar a nuestros amigos de una forma cercana, directa y sincera cuando más lo necesiten.

Según los expertos, para que una amistad pueda consolidarse y, por ende, perdurar en el tiempo, es necesario que ambas partes estén en la misma sintonía; esto es, que ambas personas quieren y esperen lo mismo de la relación.

Por ello es de cierta importancia dedicar tiempo, mimo y esfuerzo en cuidar la relación, en presentarnos tal y como somos sin miedo y confiar en nosotros mismos, pertimiendo incluso que la otra persona se exprese igualmente tal y como es, evitando juicios de valor y promoviendo una escucha atenta, positiva y sobretodo abierta.

Una buena amistad, y ante todo una amistad sincera, debe hacerse desde la confianza y el respeto, conocer qué estamos aportando a la relación, que necesita nuestro amigo, y ayudar siempre en lo que podamos sin esperar nada a cambio.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts