sentimientos-de-culpa Son muchas las situaciones en las que aparece en nosotros los sentimientos de culpa. Tiende a generarnos un gran malestar, y puede –de hecho- a llegar a minar nuestra propia autoestima.

Esto es así, porque los sentimientos de culpa son sentimientos sumamente poderosos, al conectarnos con el miedo al rechazo y favorecer la inseguridad.

En este sentido, la culpa germina con una mayor facilidad en aquellos entornos autoritarios y críticos, en los cuales la persona recibe comentarios negativos generalmente por su propio comportamiento.

En caso, por ejemplo, de que los sentimientos de culpa ocurran durante la infancia, de manera inconsciente tiende a mantenerse en la edad adulta, apareciendo luego en las relaciones tanto personales como laborales.

Sentimientos de culpa: cómo abandonarlos

No se debe olvidar que lejos de tener una parte negativa, la culpa también posee una parte positiva, ya que nos hace responsable de nuestros propios actos para poder asumir las consecuencias de los mismos y reparar el daño que hayamos podido causar.

Su parte negativa pasa porque en vez de ayudarnos a ser conscientes de ese daño y repararlo, nos paralice, y no nos permita actuar de manera realista y consecuente.

Es cierto que es prácticamente imposible evitar los sentimientos de culpa, ya que por regla general la culpa responde a un mecanismo de defensa del cerebro que nos ayuda a enfrentar una situación sobre la que, generalmente, tenemos poco control.

Pero sí podemos hacer algo por evitar que ésta nos afecte, y que –sobretodo- se instale en nuestro día a día, incluso cuando realmente no hayamos hecho nada negativo ni cometido ningún error.

Cómo superar los sentimientos de culpa

Para superar los sentimientos de culpa, en primer lugar se debe destapar la tristeza que subyace tras ella. Especialmente porque esa tristeza es necesario sentirla, superarla y liberarla.

Es buena idea contar con el apoyo de personas de confianza, ya que nos ayuda a desestructurar la culpa, pudiendo verla de otra manera.

Trabaja el autoconocimiento propio, conociéndote bien y entendiendo por qué nos machacamos cuando en realidad no es necesario.

Más información | Cuando no sabemos decir “no”

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario

PSICOLOGÍA

0 2719

Cuánto cuesta la consulta de un psicólogo

Cada vez es más habitual dejar a un lado la relación errónea que desde hace años se ha creado entre acudir a un...