Sinceridad en la pareja

sinceridad-parejaSuele ser común que uno de los principales problemas o inconvenientes a los que se enfrenta un terapeuta de pareja en su consulta cada día cuando llega una nueva pareja, es la propia falta de sinceridad en la pareja, principalmente porque ésta se ha ido perdiendo con el paso de los años.

Aunque también, en algún que otro caso, suele ser común que la propia sinceridad en la pareja no se de desde un primer momento, sobretodo porque algunos de los miembros de la pareja (cuando no los dos) han vivido por una situación traumática en una relación anterior, y tienden a desconfiar en la otra persona, aunque ésta sea completamente distinta (miedo a volver a amar).

Y es que no hay duda que la propia sinceridad en la pareja es un ingrediente imprescindible para comunicar lo que sentimos de manera confiada y totalmente sincera, lo que ayuda a establecer una relación de pareja tan sólida como estable y duradera.

Sinceridad en la pareja

La sinceridad en la pareja ayuda a comunicar de manera totalmente libre y confiada lo que sentimos en cada momento; nos ayuda a decir lo que tememos, lo que nos preocupa…

Y sabemos que la persona que nos acompaña cada día estará ahí para escucharnos y, sobretodo, para apoyarnos.

No obstante, en ocasiones, el miedo a hacer mal las cosas, a cometer errores o a fallar puede llevarnos a que no seamos todo lo sincero que queremos con nuestra pareja. Y, finalmente, con el paso del tiempo, esa sinceridad puede llegar a perderse del todo.

Cómo recuperar la sinceridad en la pareja

Si sientes que la sinceridad en la pareja se ha perdido, es posible recuperarla sin necesitar la ayuda de un terapeuta.

Para ello, en primer lugar debes aprender a escucharte para poder escuchar a la otra persona, y sobretodo esforzarte en mejorar el conocimiento de uno mismo y la propia capacidad de mostrarse.

Una buena idea es escribir en un papel nuestro propio universo interno. ¿Cómo nos sentimos? ¿Qué estamos sintiendo en estos momentos? ¿Qué quieres? ¿Qué necesitas?.

Una vez sabes qué sientes y quieres, puedes comunicarlo a tu pareja de manera abierta. Pero, para ello, debemos mostrarnos receptivos y saber cómo comunicarlo.

Una idea aún mejor es practicar cada día un tiempo de sinceridad en la pareja. Por ejemplo, cuando estéis tranquilamente en casa después de un día largo de trabajo, podéis tomaros un descanso y hablar de lo que habéis hecho, de lo que os preocupa, de vuestros problemas…

Poco a poco iréis recuperando la sinceridad y cultivando la confianza en la pareja.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts