Síndrome de Gourmand: obsesión por el placer de comer

¿Qué es el síndrome de Gourmand? Te descubrimos cuáles son sus síntomas, qué causas ocasionan su aparición y si existe o no un tratamiento para este trastorno.

Es médicamente conocido con el nombre de síndrome de Gourmand o síndrome del Gourmand, descrito por primera vez en el año 1997 por investigadores suizos. Aunque se  trata de una patología relativamente benigna, lo cierto es que según transcurre el tiempo pueden causar niveles de estrés serio, además de profundos daños en la economía de la persona que lo padece.

Se caracteriza principalmente por ser un trastorno alimenticio, al igual que la anorexia, bulimia, pica u ortorexia, aunque los especialistas lo consideran en realidad como un síndrome tan raro como curioso.

Síndrome de Gourmand

El paciente que lo padece siente un irrefrenable deseo de comprar y cocinar sólo alimentos exquisitos, además de platos en realidad muy sofisticados.

Aunque hasta hace poco tiempo no se conocían cuáles eran sus causas, un reciente estudio llevado a cabo en Suiza ha podido descubrir qué el síndrome de Gourmand está en realidad causado por una lesión que afecta a determinadas zonas del hemisferio cerebral derecho, concretamente a una lesión en las áreas anteriores del cerebro que involucran las estructuras límbicas y la zona cortical y basal.

De hecho, según parece los daños afectan a núcleos como los ganglios basales, que regulan la producción de serotonina.

Además de causar que la persona sienta deseos de comprar y cocinar productos de alimentación exquisitos, sufre otros cambios producidos por la lesión, como desinhibición y escaso control de los impulsos.

Antes de producirse el daño cerebral los factores culturales no desempeñan un papel esencial, no teniendo una relación particularmente especial con la comida, y sobretodo no podemos identificarlos como causa aparente también para este trastorno.

Aunque la literatura científica no ha encontrado de momento muchos casos relacionados, sí han aparecido casos aislados que han permitido confirmar que este síndrome tendría una base neurológica, al aparecer –sobretodo- en personas con epilepsia.

Sobre su tratamiento es cierto que, al menos de momento, originalmente se sabe muy poco sobre el síndrome, de manera que se están estudiando diferentes tratamientos para este tipo de alteraciones.

Imagen | kurmanstaff

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts