Síntomas del estrés

sintomas-estres El estrés es una reacción fisiológica en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa con un objetivo claro: afrontar una situación que se percibe como amenazante, o bien de demanda más o menos incrementada.

Hasta aquí no habría en absoluto ningún “problema”, ya que el estrés puede ayudarnos de manera más o menos positiva en situaciones que nuestra mente considera como complicadas o peligrosas.

Pero a día de hoy, el inconveniente es que es ciertamente habitual sentir estrés prácticamente por todo, sobretodo para aquellos problemas o situaciones que nos generan ansiedad, a pesar de que puedan no ser del todo reales.

En ocasiones el estrés tiende a ser confundido con la ansiedad. Por este motivo, es útil conocer cuáles son los síntomas del estrés, para tratar de identificar uno u otro trastorno.

¿Cuáles son los síntomas del estrés?

Los síntomas del estrés se diferencian principalmente en tres grupos, que tienen que ver con las reacciones que provoca en nuestro organismo desde un punto de vista emocional o psicológico, físico y conductual.

Síntomas del estrés desde un punto de vista físico

  • Hormigueo estomacal.
  • Sudor en general, o bien en las palmas de las manos.
  • Opresión en el pecho.
  • Palpitaciones.
  • Temblor corporal.
  • Sequedad en la boca.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Fatiga o náuseas.
  • Dolor estomacal.
  • Falta de apetito o aumento de éste.
  • Dificultad para respirar.

Síntomas del estrés desde un punto de vista psicológico

  • Nerviosismo, ansiedad, temor o angustia.
  • Deseos de gritar o insultar (en ocasiones también se pueden sentir ganas de golpear algo).
  • Preocupación excesiva.
  • Pensamientos negativos y/o catastróficos.
  • Dificultad para descansar y concentrarse.
  • Insomnio.
  • Lentitud de pensamiento.
  • Reducción de la memoria.
  • Cambios de humor constante.

Síntomas del estrés desde un punto de vista conductual

  • Rechinar de dientes.
  • Insomnio (o dormir en exceso).
  • Tics nerviosos.
  • Moverse de manera constante.
  • Dejar de comer o hacerlo en exceso.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts