Tapefobia: el miedo a ser enterrado vivo

Qué es y en qué consiste la tapefobia: descubre qué es esta fobia, por qué aparece y si puede darse realmente.

Es bastante probable que nunca antes hayas oído hablar acerca de esta fobia. Se trata de la conocida como tapefobia, y consiste en el miedo a ser enterrado vivo después de un diagnóstico de fallecimiento o deceso erróneo, debido en la mayoría de los casos a un trastorno repentino de inmovilidad que causa el cese aparente de las funciones vitales, que puede incluso llegar a postergarse durante varios días (condición conocida médicamente con el nombre de catalepsia).

Lo cierto es que nos encontramos ante una fobia que es muy recurrente no solo en la literatura del terror, sino también en las películas de miedo. Pero, ¿por qué surge y qué es lo que causa que este tipo de fobia aparezca?.

tapefobia

¿Qué es la tapefobia?

Como indicábamos anteriormente, es un tipo de fobia consistente en el miedo que tiene la persona a ser enterrada viva, después de que se haya producido un diagnóstico erróneo de fallecimiento o deceso.

¿Por qué aparece la tapefobia?

Suele aparecer a raíz de que la persona, la cual tiende a ser más sensible que otras, conozca casos similares que hayan ocurrido recientemente, por lo que luego siente miedo o temor a que también le pase a ella.

La fobia en cuestión apareció después de que se produjeran una serie de casos de enterramiento accidental, que tuvieron lugar antes de la llegada de la medicina moderna. Estos casos provocaron incluso que se idearan féretros de seguridad que proporcionaran una vía fácil de escape si el supuesto fallecido despertaba.

El miedo de la tapefobia… ¿puede darse hoy día?

La realidad es que, a día de hoy, con los avances médicos con los que contamos en la actualidad harían casi del todo imposible que volviera a ocurrir que un fallecido resucitara. A pesar de ello, cada tanto se publican casos similares, pero que tienen lugar en partes del mundo en las que los avances de la medicina moderna no han llegado del todo.

Imagen | Ruth Hartnup

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts