Cómo aliviar la tensión en el estómago

aliviar tensión del estómagoActualmente vivimos una época ciertamente difícil. Los medios de comunicación nos bombardean cada día con noticias negativas relacionadas directa o indirectamente con la situación económica tanto mundial como nacional, lo que a su vez influye de manera negativa en nuestra propia estabilidad emocional y psicológica.

Todo ello ocasiona en muchas personas la aparición de estrés y ansiedad. Y, por ejemplo, entre las diferentes consecuencias del estrés en la salud, nos encontramos con nerviosismo, malestar general y tensión en el estómago (o, más concretamente, en la boca del estómago).

Médicamente es lo que se conoce como tensión diafragmática, y está causado por la tensión de un músculo que separa el tórax del abdomen, y que está vinculado sobretodo con los costados y la región pulmonar, entre otros.

Tal y como afirman muchos especialistas en psicología, el diafragma incide de manera directa en el centro de somatización emocional de nuestro cuerpo. De hecho, es la zona donde se equilibran el sistema nervioso parasimpático y simpático.

Por todo ello, es habitual que cuando nos sentimos nerviosos o tensos, aparezca una presión con sensación de pesadez por la contracción de sus fibras musculares.

Cómo aliviar la tensión en el estómago

Situaciones de estrés determinadas (como, por ejemplo, las que pueden aparecer en Navidades con el típico estrés navideño), o en casos más extremos en los que persistan estados de ansiedad crónicos, es sumamente habitual la existencia de cierta tensión en el estómago.

No obstante, existen diferentes técnicas para aliviar la tensión en el estómago o diafragma que pueden resultarnos de cierta utilidad ante momentos en que sintamos tensión en esta parte de nuestro cuerpo.

Técnicas para aliviar la tensión en el estómago

La respiración puede ser de gran ayuda no solo a la hora de aliviar la tensión que podamos sentir en nuestro estómago. También es adecuada para mantener cierto equilibrio emocional y relajarnos cuando más lo necesitamos.

Para ello, los ejercicios respiratorios que ayudan a liberar la tensión que se acumula en el diafragma son los más adecuados en momentos como este:

1) En primer lugar escoge un sitio en el que te sientas cómodo/a, y que sea agradable.

2) Siéntate con la espalda recta. Los hombros deben permanecer relajados.

3) Coloca la yema de los dedos debajo del plexo solar.

4) Inspira de forma profunda. Trata de llevar todo el aire hacia el abdomen.

5) Mantén el aire cinco segundos y exhala ejerciendo presión con tus dedos, inclinándote hacia adelante.

Cada vez que sientas tensión en tu estómago puedes hacer este ejercicio practicando diez respiraciones cada vez.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts