Tensiones familiares

En cierto sentido se podría decir que es frecuente que, en determinadas relaciones familiares, se establezcan círculos viciosos en la forma tanto de comunicarse como de relacionarse.

tensiones-familiares

Motivo por el cual pueden producirse ciertas tensiones familiares cuya base para solucionarlos es la comunicación, dado que si no se habla es difícil que las otras personas pueden llegar a conocer el problema o aquello que te molesta.

Esto es así porque reconducir conflictos familiares pasa por pensar precisamente qué puede cambiar uno mismo, no qué deseamos que cambie el otro.

Si por ejemplo el problema es con tu pareja y con tu hijo/a, lo más recomendable es que hables con cada uno de forma individualizada, teniendo clara la situación y exponiéndola de forma sincera.

Cómo reducir las tensiones familiares

Después de hablar con cada uno de ellos, lo ideal es tener una charla con todos para que cada cual termine por responsabilizarse de sus actitudes y sus comportamientos.

¿Qué podría hacer cada uno para que la situación pueda mejorar? La cuestión en este punto, como hemos comentado en una anterior línea, no es pensar qué puede cambiar el otro, sino qué puede cambiar uno mismo.

Hasta cierto punto es habitual que cada cual le eche la culpa al otro. En estos casos, lo ideal es plantear que no se trata de que cada uno tenga la culpa, sino que buscar soluciones es lo recomendable para evitar enfados y discusiones.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts