Trastorno de la ansiedad por separación en niños

ansiedad-separacion-ninos Una separación de pareja es considerado como un momento negativo que puede conllevar un incremento de trastornos generales como la ansiedad y el estrés, ya que en la mayoría de las ocasiones, la persona siente cómo su mundo diario se derrumba al no convivir ya con su pareja. Más aún, cuando la pareja se encuentra ante un divorcio (ya en una anterior ocasión te hablamos de ello, particularmente en nuestro artículo sobre cómo superar un divorcio).

Pero, ¿qué ocurre cuando la pareja que se separa tiene hijos? Tal y como manifiestan muchos especialistas en psicología infantil, los más pequeños tienden a ser los que más sufren con la separación.

Es por ello, por lo que cuando llega el final del verano, muchos niños/as que han estado de vacaciones con su padre, sufren lo que se denomina trastorno de ansiedad por separación.

Trastorno de ansiedad por separación, ¿qué es?

El trastorno de ansiedad por separación es un trastorno psicológico que el niño manifiesta cuando se separa de sus padres, sus familiares, y su propio entorno.

Principalmente, por una cuestión considerada como básica: los más pequeños necesitan la presencia de sus seres queridos todo el tiempo.

Se trata de un trastorno que afecta por igual tanto a niños como a niñas, y sus síntomas tienden a aparecer después de un periodo vacacional, ya sea tras la Semana Santa, en verano o en Navidades.

Síntomas de la ansiedad por separación

Se estima que alrededor del 4% de los niños tienen trastorno de ansiedad por separación, aunque esta cifra tiende a descender cuando los pequeños entran en la pubertad y adolescencia.

Es útil conocer cuáles son los síntomas de la ansiedad por separación, para tratar de descubrir si el pequeño sufre o no este trastorno:

  • Temor a la hora de quedarse solo todo el tiempo
  • No querer ir a la escuela
  • Preocupación a la hora de dormir fuera de casa
  • Preocupación excesiva por su propia seguridad
  • Rechazo a la hora de dormir solo
  • Ataques de pánico o rabietas si se le separa al pequeño de sus padres o familiares cercanos.

Es preciso conocer que los síntomas del trastorno de la ansiedad por separación tienen una duración que puede llegar a superar las 4 semanas, aunque si éste alcanza los 3 años, lo mejor es que un psiquiatra evalúe al pequeño.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts