Trastorno desintegrativo infantil

trastorno-desintegrativoEl trastorno desintegrativo infantil o síndrome de Heller es una de las enfermedades que se manifiesta después de los 3 años de vida.

Ésta enfermedad tan sumamente rara y tardía fue reconocida por Theodore Heller en 1908 antes de que Kanner investigará el autismo, pero su reconocimiento no llegó hasta hace algunos años.

El síndrome de Heller suele estar incluido con el autismo y el síndrome de Aspeger aunque esta enfermedad sobreviene más tarde siempre entre los 3 y 10 años.

Síntomas del trastorno desintegrativo infantil

Los síntomas y características habituales en los niños que padece esta enfermedad tan rara suelen ser muy parecidos a otro trastornos infantiles, a menudo suele ser bastante insidioso en algunos meses y menos en otros.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Pérdida de total o parcial del lenguaje, el movimiento, control del esfínter, regresión de actividades lúdicas y comportamiento adaptativo.
  • Perdida de interés por el entorno.
  • Movimientos estereotipados, y retraso en la comunicación.
  • Ausencia de reciprocidad con otras personas.
  • Retraso mental grave.
  • Su incidencia es mayor en varones.

La aparición de este síndrome suele ser abrupta durante el cual el niño puede empezar a estar inquieto, ansioso, hiperactivo e irritable.

Suelen presentarse mejoras durante algún tiempo en donde parece recuperarse de algunos de los síntomas y se estabiliza algunos meses pero la enfermedad sigue avanzando para toda la vida.

Como es el caso de las trastornos generalizados del desarrollo, los investigadores la caracterizan de devastadora ya que afecta tanto al niño como a su entorno familiar y social en el que existe una controversia a la hora de tratar a estos niños.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recent Posts